sábado, 19 de junio de 2010

Conmemoración del aniversario del nacimiento de José Artigas. Mensaje del Presidente de la República.

video

PRESIDENTE JOSÉ MUJICA: Compatriotas. Desde hace muchos años me interrogo sobre el tamaño real de la figura de Artigas. Me pregunto si la admiración enorme que genera su trayectoria y su pensamiento, resultan de hecho reales o son solo producto de nuestra necesidad como pueblo, de tener una figura simbólica que nos una. Artigas, este enorme Artigas que veneremos, ¿es una creación de la historia oficial o fue de verdad un fuera de serie? Uno de esos raros seres humanos, a los que el destino les da tributos que nos son negados al común de los mortales.

Intento, trato de ser honesto en las respuestas que me doy. Trato que el corazón no estorbe el pensamiento y hasta donde me da la cabeza concluyo que la historia se queda corto en sus elogios. Mi sentimiento es este.

Fuimos casi bendecidos hace 246 años, un 19 de Junio. Todos los habitantes de esta región, todos, por el nacimiento de José Artigas. Alguna cosa excepcional debió suceder en el universo y en estas tierras nació un hombre con una combinación de cualidades que rara vez se dan juntos. En la historia hubo muchos personajes de gran inteligencia o de gran integridad o de gran enorme generosidad. Pero hay pocos de los que brilla a la vez, la calidad del pensamiento, la integridad del carácter y la entrega generosa a los demás.

Esto es lo que en verdad pienso y lo que hasta con sorpresa confirmo cada vez que aprendo algún detalle más de su vida o de su pensamiento. Por todo esto, el 19 de Junio es un día de alegría. Los uruguayos deberíamos hacer sonar campanas, trompetas o cualquier cosa que tuviera aire de festejo.

Deberíamos celebrar que Artigas nos tocó a nosotros. Y si es un día de alegría, obviamente debería ser un día de buen humor. Permítanme entonces resumir todo esto, con una evocación a las palabras de Tabaré Vázquez y decir: hoy es 19 de Junio, festejen uruguayos, festejen. Festejen la buena suerte de ser compatriotas de Artigas.

También debemos a la iniciativa de Tabaré el segundo significado del 19 de Junio. Hoy es también el día del Nunca Más. Hoy también evocamos tristezas de nuestra historia. Evocamos los años de violencia, de enfrentamientos, de muertes. Años de dolores inauditos. De dolores en el cuerpo y en el alma de toda nuestra sociedad. Los evocamos en la esperanza de que sea una lección y que el aprendizaje haga de que nunca más vuelva a ocurrir nada parecido.

Está bien que el 19 de Junio hagamos espacio a una gran alegría y a una tristeza. Quizás, porque en ese doble contenido se resumen y se ponen en orden las tres cosas más valiosas que una sociedad puede tener. Primero y por lejos, la libertad. Después, enseguida, casi a la vez, la paz, la paz que precisa, para ser sustentable en el tiempo, desarrollo con equidad. Queridos compatriotas: digamos nunca más y también digamos lo mismo de otra manera. Digamos por siempre libertad. Por siempre paz. Por siempre compromiso con la equidad. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerde que además puede escribirnos a nuestra dirección de correo.
Gracias